¿Quieres ser Organizador Profesional de Espacios?

 
 ¡Antes de cualquier cosa, de tomar cualquier decisión, y de comenzar en esta increíble aventura… ¡Aprende todo lo que hay que saber sobre un Organizador Profesional de Espacios!

 

Ser organizado es…

  • Hacer las cosas de manera eficiente.
  • Usar el tiempo sabiamente.
  • Encontrar las cosas que necesitas en el momento que las requieres.

Para nada significa...

  • Tirar todo lo que tienes, ni tampoco guardarlo todo en cajas lindas sin haberlo depurado antes.

El ser organizado...

  • Te ayuda a no comprar cosas dos veces, porque siempre sabes dónde las tienes,  si necesitas más y cuándo.
  • Tienes el tiempo que requieres para hacer las cosas, y te queda tiempo suficiente para hacer las que te gustan y más disfrutas.

 

¿Eres una persona organizada?


Según mi maestra y entrenadora en Organización Profesional, después de 20 años de experiencia trabajando con clientes,  dice que solamente el 10% de la población tiene el “gen” de la organización. Lo cual nos deja con un 90% de personas que no tienen idea de lo que es llevar una vida organizada, no saben cómo empezar a llevarla o simplemente no les interesa.

 

¿Qué es el desorden?


La mayoría de las personas tenemos cosas en nuestros espacios que no usamos o que no necesitamos. De hecho, la mayoría de nosotros tenemos muchas más cosas de las que somos capaces de usar en nuestra vida. El desorden, en pocas palabras, son aquellas cosas que tienes pero que no amas, no usas, no necesitas ni te hacen feliz.

Cuando realmente amas, usas y necesitas las cosas que tienes, hay mucho más claridad, armonía, paz y orden en tu vida. Tiene mucha lógica, entre menos cosas tienes: menos tienes que cuidar, guardar, arreglar, limpiar, proteger… Y ganas tiempo para enfocarte en lo que realmente te importa: tu familia, tus pasatiempos, viajar, descansar, aprender cosas nuevas, trabajar en tus proyectos nuevos, etc.

La energía en un espacio desordenado está detenida, atascada, no avanza… y en consecuencia, todo a tu alrededor se ve afectado. No es hablar a la ligera cuando decimos que nuestro exterior, es un reflejo de nuestro interior, y la buena noticia es que cambiando el espacio que te rodea, trae por consecuencia beneficios maravillosos en tu mente, tu salud y tu estado emocional.

 


¿En qué podemos encontrar desorden?

Existen muchas, pero puedo identificar de forma muy rápida las siguientes:
  • en el papel
  • en los clósets saturados de ropa que nunca te pones
  • al tener miles de revistas viejas sin leer
  • con los recuerditos empolvándose en una vitrina
  • en las cosas de manualidades y papelería que sigues guardando pero nunca usas
  • en los proyectos por hacer "algún día"
  • en las cosas que pertenecen a alguien más pero llevan en tu casa meses sin que las regreses
  • en los electrónicos que no funcionan ya o los que sí funcionan, pero llegó uno nuevo y ¡cómo lo voy a tirar el otro…!

 

¿Te suena conocido?

Porque si no estás en el 90% puede que estés en el otro 10%

¿Sabes que hay personas con el don de la organización dedicadas a ayudar a las personas con su desorden y a enseñarles a recuperar el orden en sus espacios?
 

Si, nos llaman Organizadores Profesionales de Espacios.

Pero, ¿qué es un Organizador Profesional de Espacios?


Los Organizadores Profesionales somos personas con habilidades, natas o aprendidas, que ayudamos a otras personas a recuperar el orden y armonía en sus espacios, a través de sistemas y estrategias de organización.

Somos consultores personales con la experiencia para mejorar la vida de nuestros clientes al proveerles estructura, soluciones y sistemas para incrementar su productividad y reducir el estrés en sus vidas. 

Los Organizadores nos tomamos el tiempo de conocer a las personas y sus necesidades, para ofrecerles un plan hecho a su medida y poder terminar con el caos en sus espacios. 

Cada uno tenemos nuestras técnicas, personalidades y formación diferentes, pero todos con el fin de eliminar el desorden, implementar sistemas de organización a la medida y enseñar a las personas a cómo mantenerlo.

 

¿Tienes lo que se necesita para serlo?


Un Organizador Profesional de Espacios debe ser/tener:

  • Un enfoque sistemático para la solución de problemas
  • Apariencia personal profesional y ordenada
  • Habilidad de notar patrones y entender de dónde vienen
  • Atención al detalle en cada aspecto de un proyecto
  • Compromiso con su cliente y su proyecto
  • Confianza en su intuición y en su capacidad para sugerir soluciones
  • Orientado a la acción y a motivar a otros a tomarla
  • Ética y profesionalismo ante la situación del cliente
  • Habilidad de comunicar la visión del resultado al cliente
  • Conocimiento de productos para dar la mejor solución al cliente
  • Pasión por el cambio y la transformación que crea
  • Paciencia, respeto y confidencialidad

 

¿Cómo trabaja un Organizador Profesional de Espacios?


Antes que nada, me parece importante enfatizar, que aunque muchas personas pueden tener facilidad para el orden y la organización en sus espacios, es muy diferente hacerlo para alguien más.

Un Organizador necesita, además del conocimiento en las técnicas del orden, una formación profesional para saber cómo desenvolverse con sus clientes, cómo reaccionar ante situaciones inesperadas, cómo responder en momentos emocionales o de crisis, cómo visualizar las posibilidades de un espacio y encaminar el resultado a ello, así como manejar situaciones con clientes sensibles, obsesivos compulsivos, acumuladores o conflictivos, etc.

Organizar no sólo es comprar cajitas lindas y ponerles etiquetas que combinen. Es entender que la persona está pasando por un momento (o años) de crisis, en dónde el desorden se ha apoderado de ella y no sabe cómo moverse de esa situación; es tener la paciencia y la empatía con sus clientes y las cosas a su alrededor, que pueden parecer basura, pero para ellos puede ser un tesoro; es saber que tienes en tus manos la responsabilidad de entregar los resultados esperados porque la situación de desorden ha generado conflictos familiares, posibles divorcios, falta de energía, depresión, insatisfacción o falta de motivación.

Un Organizador trabaja con personas, más que con cosas, pero aún así nos metemos a lo más íntimo de sus espacios y nosotros tenemos que ganarnos su confianza para que ellos se sientan a gusto en las sesiones de trabajo.

 

Ahora sí, vayamos más a fondo al día a día de un Organizador Profesional.


Un Organizador Profesional de Espacios se divide en dos ramas generales: Organización Residencial y Organización de Empresas.

La Organización Residencial se enfoca en transformar espacios dentro de una casa o departamento:  cocina, habitaciones, bodegas, estudios, lavandería, clósets, etc. También podemos hacer diferentes proyectos especiales:  proyectos con fotos, implementación de agenda familiar, colecciones, orden con los documentos, etc.

La Organización de Empresas se enfoca en la optimización de tiempos y productividad en una oficina, específicamente en sistematización de archivos, optimización de espacios, mantenimiento eficiente de insumos, gestión de tiempo, etc.

También existe la especialización en Mudanzas. En donde un Organizador Profesional realiza la depuración de la casa vieja, el empaque de todas las cosas, la coordinación el día de la mudanza, y finalmente el desempaque y organización en el nuevo hogar.

 

Nuestro trabajo se divide en 3 tipos de actividades:

Prospección de Clientes, Seguimiento de Proyectos y Sesiones de Trabajo, y realizamos un poco de cada uno todos los días.

Cuando Prospectamos Clientes lo que hacemos es creación de contenido digital original y apoyarnos con Redes Sociales como Facebook, Twitter e Instagram, posteando temas de interés sobre organización, como pueden ser fotos de “antes y después”, tips, tutoriales, etc. para que la gente nos tenga en su mente  y si les surge la necesidad, piensen en nosotros. Por lo que si no estamos en sesión con clientes, puede que estemos creando cosas para atraer a más clientes.

Una vez que ya estamos trabajando con clientes es cuando llevamos a cabo las Sesiones de Trabajo. Éstas pueden ser de 4-8 horas al día (dependiendo de la disponibilidad de tiempo del cliente) y trabajamos en el lugar por transformar basándonos en el Plan de Acción que planeamos previamente al conocer su espacio.

En Seguimiento de Proyectos nos enfocamos en contestar e-mails, a hacer actividades administrativas, llamadas, ir a comprar contenedores para siguientes sesiones, etc. Básicamente lo que llamamos “trabajo de oficina”.

 

¿Quieres convertir tu pasión en tu profesión?


En la Academia Claudia Torre® tenemos el conocimiento y las herramientas necesarias para la formación de nuevos Organizadores Profesionales de Espacios, ya sea de forma presencial en la Ciudad de México, o a través de nuestros cursos digitales desde la comodidad de tu casa.

Si estás decidido a hacer de tu pasión, tu profesión: no dejes de escribirnos a [email protected] y preguntar por nuestros cursos, talleres, entrenamientos y certificaciones y muy pronto cumplir tu sueño de ayudar a otros a pasar …del caos al orden®

 

Close

Ingresa Tus Datos para Recibir Noticias y Nuevos Lanzamientos